Iniciarse en el vapeo

Guía para iniciarse en el vapeo

Si estás leyendo estas líneas es porque tienes una noción de qué es un vaporizador portátil y estás interesado en usarlo. Sin embargo, puede que te sientas abrumado por algunas preguntas, como cuál modelo elegir, cómo funciona un vaporizador portátil, qué e-líquido usar, por qué la publicidad destaca componentes del vaporizador como la batería o la resistencia, entre otras. 

A continuación, conocerás de un modo sencillo, y sin prescindir de algunos tecnicismos importantes, cómo iniciarse en el vapeo.

1. ¿Qué es un vaporizador portátil?

Se trata de un dispositivo que utiliza el calor, y no la combustión, para evaporar las sustancias. Por lo general está acción térmica es controlada, por lo que una vez que la sustancia se convierte en vapor, pasa al aire a través de un conducto y se inhala.

2. ¿Cómo funciona un vaporizador portátil?

Funciona con el accionar de sus cuatro componentes principales:

  1. Atomizador o claromizador: contiene el e-líquido que por la acción del calor se empezará a evaporar.
  2. E-líquido: líquido que contiene principalmente propilenglicol, glicerina vegetal y distintos aromas.
  3. Batería: proporciona la energía para calentar la resistencia que se halla en el interior del atomizador.
  4. Resistencia: elemento metálico que, a medida que se calienta, evapora el e-líquido. 

3. ¿Por qué se les da tanta importancia a sus componentes?

Porque algunas de sus piezas sufren desgaste y deberás reemplazarlas, particularmente si estás adquiriendo un kit para principiantes. Por ejemplo, las baterías tienen una duración de unas 2 a 4 horas y los atomizadores y resistencias se dañan con el tiempo, por lo que es conveniente tener uno o dos repuestos. 

La recomendación: adquiere un modelo con batería de 900 a 1500 mAh (si generalmente fumas 10 cigarrillos al día) o una de 2500 mAh (en el caso de fumes más de 20 cigarros diarios).

4. ¿Cuál vaporizador comprar?

Lo conveniente es adquirir primero un kit vapeo que consista en un vape pen, o cigarrillo electrónico, (tiene una forma tubular parecida a un lápiz) con batería y un atomizador RTA (Reparable Tank Atomizer) donde introduces el líquido. 

Por otra parte, considera la forma que usarás para inhalar, ya que existen dos principales: MTL (Mouth to Lung o de boca a pulmón) y DL (Direct to Lung o vapeo directo al pulmón).

La primera técnica, MTL, es la que más se asemeja a un cigarrillo convencional y con la que estás más familiarizado (inhalas, mantienes el vapor un tiempo en la boca y de allí envías a los pulmones). 

Mientras que en la segunda, DL, aspiras el vapor de forma directa a las pulmones, similar a lo que haces cuando succionas aire de un globo. Esta metodología es conveniente para vapeadores avanzados. 

La recomendación: adquiere un kit vapeo MTL para que la transición sea más agradable.   

3. ¿Cuál e- líquido comprar?

Para saber qué e-líquido a comprar debes considerar que va a depender de tus gustos personales debido a que existe una gran variedad de aromas: frutas, cereales, leche, tabaco, etc. 

No obstante, hay un aspecto que es importante mencionar de los e-líquidos, y tiene que ver con el grado de nicotina: líquidos con alto nivel de esta sustancia -aunque son los preferidos por fumadores habituales- pueden provocar irritación de garganta, dolor de cabeza o mareos. Por otro lado, uno con bajas dosis podría estimular malestares asociados con el síndrome de abstinencia.

Cualquiera sea el caso, es importante que la cantidad de nicotina que escojas sea en relación a la cantidad de cigarrillos que sueles fumar.

4. ¿Cómo vapear?

  1. Verifica que la batería esté cargada.
  2. No olvides colocar el cartucho lleno de e-líquido.
  3. A continuación, haz bocanadas lentas, suaves y largas.

 

Al iniciarse en el vapeo, recuerda que la práctica hace al experto. A medida que domines el arte de vapear, podrás adquirir otros accesorios, o probar con otras formas de vapeo. También es importante comprar en el mercado formal y en tiendas especializadas para evitar problemas de salud debido a productos de mala calidad.