Los cigarrillos electrónicos nacieron con la intención de ser una alternativa menos dañina que el tabaco, que ayudara a fumadores a dejar su adicción al tabaco. Desde la introducción del cigarrillo electrónico moderno en el año 2003 a la fecha, la industria ha desarrollado nuevos dispositivos con mayor tecnología y prestaciones, y diseños más llamativos.

 

Es importante que sepas que el vapeo no está ajeno a riesgos y a la fecha no hay estudios concluyentes con respecto a los efectos en la salud de esta actividad, si bien algunas instituciones indican que “vapear” es menos dañino que fumar (https://www.gov.uk/government/news/e-cigarettes-around-95-less-harmful-than-tobacco-estimates-landmark-review), nuestra sugerencia es que consultes a tu médico antes de comenzar a utilizar vaporizadores.

 

Algunos consejos:

 

  1. Los vaporizadores no debieran ser utilizados por personas que no son adictas al tabaco.
  2. Los vaporizadores no deben ser utilizados por menores de edad.
  3. Los vaporizadores no deben ser utilizados por mujeres embarazadas o por personas que sufran severos problemas de salud, si decides hacerlo consúltalo con tu médico.
  4. El vapeo no debe ser visto como una actividad recreativa.
  5. Pese a que muchos usuarios han dejado de fumar con cigarrillos electrónicos, el vapeo no es un tratamiento médico contra el tabaquismo.
  6. Debes saber que muchos de los equipos y líquidos que se venden en el mercado chileno pueden ser productos NO originales. Muchas marcas han implementado medidas para verificar la autenticidad de sus productos, recuerda que lo barato cuesta caro, y no expongas tu salud a productos adulterados o copias. Revisa siempre la autenticidad de tu producto.